¿RIOJA O RIBERA?

La dicotomía entre dos zonas rivales como la Rioja y la Ribera del Duero ha suscitado los más encendidos debates entre los consumidores más o menos avezados. ¿Son mejores los vinos de la Ribera o los de la Rioja? Este es el recorrido de los últimos 20 años de estas dos zonas punteras del vino español.

Mapa de la Ribera del DueroEn abril de1997 escribí un editorial en la revista Sibaritas sobre lo que representaban los vinos de la Rioja y Ribera del Duero para el aficionado nacional. Eran los primeros compases de la rivalidad entre estas dos zonas. Comenzaba a despertar una curiosidad sobre cuál era el mejor. Hasta los comienzos de los años Ochenta el tinto de la Ribera Duero no existía. La zona se llamaba Ribera de Burgos, especializada en claretes, cuando los únicos tintos que consumían los burgaleses eran los riojanos. Poco a poco, los modos de elaboración y crianza de la ya famosa zona del Alto Ebro, se fueron imponiendo, como un siglo antes la Rioja adoptara este patrón de Burdeos. Esta rivalidad entre ambos vinos era debida a que utilizaban la misma variedad de uva, el mismo tipo de cultivo y modos de envejecimiento. Era algo así como la eterna lucha entre dos equipos de fútbol de similar eminencia y de la misma localidad. Hoy esa comparación sigue vigente, pero con una diferencia que entonces no existía: La Rioja ha mejorado en cuanto a fineza y menor pujanza del roble, mientras que La Ribera sigue acusando las fuertes maduraciones de los racimos, exceso de roble y los problemas de un viñedo relativamente nuevo y, por lo tanto, con rendimientos mas elevados que antes. Un síndrome semejante al que se cernió a finales de los Ochenta en la Rioja.

Aquel editorial recogía la comparación de esas dos zonas en una cata a ciegas. El resultado fue favorable a Ribera. Aquel examen no fue improvisado, pues en el equipo de cata había participantes diversos: aficionados, sumilleres, comerciantes, enólogos y periodistas. Todos coincidieron en puntuar mejor a los RiberaOtero de la Ribera del Duero, no siendo ninguno de ellos sospechosos de padecer el “síndrome de riberitis”. Un tinto de viñedo relativamente viejo, de color intenso, carnoso, con una chispa de acidez, con buena expresión a pesar de la mayor madurez de los racimos que, en su mayoría, procedían de viñedos viejos y todavía sin predominio del roble nuevo. Un modelo que capitaneaba Pesquera, que llegó a convertirse en el “santo y seña” de la Ribera, con el contrapunto de los primeros señuelos de elegancia que comenzaban a aflorar con la escuela de Peter Sissek. Vega Sicilia estaba fuera de esta medida como un oasis mítico. Por el contrario, en la Rioja, un tanto adormecida, los tintos todavía heredaban esos colores abiertos y con el preceptivo sabor a roble americano que surgieron en los años Setenta, con una acidez baja debido al viñedo replantado un tanto atropelladamente unos años mas tarde, en suelos infectados de potasio y de elevados rendimientos. En medio de este maremágnum de inexpresividad varietal aparecieron los llamados “tintos de gran expresión”, un eufemismo que dejaba a las claras que los “otros” no tenían expresión, con el aditamento de “gran” para remediar el entuerto del término.

Pago de Carraovejas

Pago de Carraovejas

LA RIBERA BAJO SOSPECHA

No obstante, mientras que el boom en los Noventa de la Ribera era una realidad en el mercado español, en el internacional no llegaba a cuajar por sus precios más elevados, falta de identificación varietal debido a la mayor madurez de la uva y, por ende, vinos carnosos, alcohólicos y con menor finura que su “alter ego” riojano. Por otro lado, en aquellos años de fama desmedida, gran número de viticultores de naturaleza rural, que durante décadas vendían solo la uva, se pasaron al embotellado sin mejorar sus conocimientos de viticultura de selección y sin experiencia en las prácticas de elaboración y crianza de calidad. En el año 1986 había 7 embotelladores frente a los 90 del 2000, cifras que se quedaron cortas con el espectacular aumento del número de embotelladores hasta alcanzar la cifra de 261 en 2012. Es evidente que este fenómeno originó un cultivo desmesurado de tempranillo, cuadruplicándose el número de hectáreas de la anterior década y duplicándose desde entonces hasta hoy. Se repetía lo mismo que en la Rioja de los Ochenta pero, afortunadamente, sin el arranque de gran número de hectáreas de viñas viejas plantadas en vaso y su sustitución por nuevas, tal y como se hizo desgraciadamente en la tierra de Berceo. Muchas de las plantas procedían de viveros navarros e incluso italianos, que en nada se parecían a los esquejes de “tinto fino” autóctono. Este hecho coincidió con la entrada de bastantes firmas vitivinícolas de otras zonas a la búsqueda de mayor rentabilidad, con producciones entre 300.000 y un millón de botellas, sin tener en cuenta que la oferta de uva no es tan homogénea como en la Rioja. El “palo” que dió hace unos meses al vino de la Ribera el delegado de Robert Parker, Neil Martín en su despedida de España, no fue un suceso aislado. Reprochaba la excesiva maduración de las uvas, falta de expresión y el fuerte sabor a roble. Y no le faltaba razón a la vista del gran número de añadas sin relevancia en los últimos 10 años que se sumaba a la juventud del viñedo y sin haber adquirido el terruño de las cepas viejas en vaso.

RIBERA-RIOJA HOY

Terrazas de la Rioja Alavesa

Terrazas de la Rioja Alavesa

Si hoy repitiera la cata de hace 16 años el resultado sería muy desigual. En la actualidad, el perfil de los vinos es menos geográfico que entonces. Muchos riberas se pueden asemejar a riojas y viceversa. Los vinos de culto o de terroir de ambas zonas están al mismo nivel debido más al impacto creativo de sus enólogos. En global, es difícil detectar a ciegas si se trata de un Ribera o Rioja, ya que las prácticas enológicas son semejantes donde privan las mayores maduraciones de los racimos y, por lo tanto, igualan sus características. Esta menor identidad geográfica, que se repite también en otras muchas zonas, nada tiene que ver con la excelente calidad de los vinos de ambas si los comparamos con los del resto. No obstante, la mayoría de edad del viñedo riojano está a favor de vinos más expresivos y menos contundentes. Si se realizara una cata comparativa dejando fuera de los vinos de culto de ambas zonas, es posible que la puntuación media de la Rioja fuera más elevada. Sin embargo, hay un hecho que puede pasar desapercibido referente al matiz de los suelos. El gran número de vinos que se catan para la Guía Peñín de ambas zonas procesadas en la excelente base de datos con la que disponemos, nos proporciona un testimonio muy relevante. Hemos detectado que las marcas más puntuadas de la Ribera pertenecen al componente arcillo-calcáreo que proporcionan unos vinos elegantes, con mayor expresión de la variedad, al margen del excelente trabajo en la viña y los menores volúmenes, si los comparamos con sus homónimos riojanos. Es, precisamente, el suelo que domina en la Rioja y ese sea posiblemente el secreto de la dimensión de histórica de esta zona: el componente calizo de sus suelos, y no tanto la situación geográfica o de latitud. Prueba de ello es el tremendo bajón de la calidad de la tempranillo de la Rioja Baja, procedente en su mayor parte de suelos arcillosos cascajosos y algunos ferrosos, además de contar con un clima más cálido. Precisamente gran parte de los suelos de la Ribera de Duero son de este componente cascajoso-arcilloso y, si bien los viñedos son de mayor altitud, determinan unos vinos de cierta estructura, pero con un perfil varietal menos marcado que los de la Rioja por la mayor madurez diurna del sol y de unos suelos más “calientes”.

Hoy, quizás, la potencia de la Ribera y la elegancia del Rioja estén más definidas que nunca.

José Peñín

Acerca de José Peñín

José Peñín, 1943, Santa Colomba de la Vega (León). Es el escritor de vinos mas prolífico de habla hispana y uno de los periodistas y escritores más experimentado de nuestro país en materia vitivinícola, decano de la profesión y el más conocido a nivel nacional e internacional.Desde que creara en 1990 la “Guia Peñin”, es el referente más influyente en el comercio internacional de vinos españoles y la publicación en esta materia mas consultada a nivel mundial, lo que le convierte el más importante creador de corrientes de opinión en torno al vino. Viajero infatigable, ha recorrido casi todos los viñedos del mundo, a la vez es conferenciante, consultor, catador de reconocido prestigio, miembro de diferentes jurados internacionales con innumerables premios en su ejecutoria profesional que alcanza en la actualidad mas de 35 años en la actividad vitivinícola.
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿RIOJA O RIBERA?

  1. Pingback: Noticias ¡Al Instante!¿Afecta el cambio climático a la producción de vino? - Noticias ¡Al Instante!

  2. Pingback: ¿Afecta el cambio climático a la producción de vino? | Biendateao | Noticias sin rumor alguno

  3. Pingback: ¿Afecta el cambio climático a la producción de vino? | Abominacion.net

  4. Juan Manuel Dominguez dijo:

    Me hice fanatico en los 70 cuando por razones politicas en mi pais Argentina viviamos una epoca nuy similar a la de Espana hasta hace aprox. 3 anos atras. Bebiamos (yo estaba en los 38 anos) alegremente rioja con toda soltura, no resultaba economico ese elixir del tempranillo de Paternina en tododos sus viales y tambien el Montecillos . Dejamos de hacerlo cuando llegamos a la situacion similar que vive la Espana de hoy. Pero ese gusto nos quedo en nuestro inconciente. Anos pasaron la vida continuo y los que sobrevivimos las crisis del capitalimo, volvimos anos despues a la cata, esta vez volando en clase ejecutiva a Espana en 2010 (antes del dramatico ajuste que aun continua), en esa cata no encontramos ya mas el tempranillo rojo rubi con energico roble, el tiempo habia pasado… ahora nos gusto mas el Ribera del duero. Las cosas cambisran tambien pata la gente en Espana pero la cultuta hispanica se mantendra y esos vinos adaptados a sus epocas seran ejemplo de la estirpe . Cordiamente Juan Manuel Dominguez de Argentina.

  5. rafael dijo:

    soy sommelier cubano,mi opion es la sgte ,pienso que la rioja es unas mas importante para españa y viejo mundo,este estilo de vino de de rioja es un os de los cortes mas famosos de vino donde la tempranillo se impone ,siendo estas la uva de españa ,es unas de las tintas con acides exelente ,donda buena longevidad a esos grandes riojanos .estilos burdeos .
    en el casos de rivera ,son vinos de cuerpos ,frutas maduras ,donde se dice que el terrroir exacto de la tempranillo esta en pesquera del duero ,destacandose bodegas de altos prestigio como es alejandro fernandes,matarromera protos,emilio moro ,entre otras.

  6. David de Cáceres dijo:

    Excelente artículo José,

    de todas formas, debido a esta eterna lucha, cuanto se están perdiendo los catadores españoles (o de fuera) con esta dicotomía. Poca gente habrá bebido tanto vino de esta zona en mi ciudad ( en el buen sentido), pero todavía me dá un “no se qué” en el pecho cada vez que pides un vino en mi ciudad y sólo te dicen ¿ribera o rioja? … y evidentemente no hablan de la ribera de aquí

    David desde Cáceres

  7. Soht dijo:

    Vallan probando los vinos de la DO Valtiendas hay estructura,frescura y elegancia debido a la altitud y el terruño.Por ejemplo>Vivencias,Sin Vivir,Vennur,Pago Ardalejos etc una zona vitivinícola por descubrir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>